blackero09

Black Metal y erotismo. NSFW

El Black Metal es cosa seria. Se cuentan historias terroríficas acerca de sus más grandes representantes Noruegos, quienes en un intento por reivindicar la sometida cultura vikinga a manos del Cristianismo, optaron por adoptar lo una cultura de agresividad diagonalmente opuesta a lo que se supone que debería promulgar una religión como la que los venció. Así que un numeroso grupo de jóvenes comenzaron a quemar iglesias realmente antiguas e invaluables.

La música Black Metal es macabra y oscura. Acelerada a ritmos demenciales y verdaderamente perturbadora. ¿Pero qué pasaría si a estos elementos se le trata de sumar el erotismo?  No me puedo imaginar algo más contrastante que el experimento que el fotógrafo Jeremy Saffer nos propone en estas imágenes, que cabe señalar, clasificamos de NSFW o no aptas para el trabajo, ni para la iglesia un domingo con sus papás.

Share This:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *